Qué es la fluorosis dental y cuáles son sus causas

La fluorosis dental es un problema más común en los dientes de lo que parece, aunque desconocido en igual medida. Se trata de una anomalía en el esmalte que puede aparecer en diversos momentos, pero que suele tener su origen durante la etapa de desarrollo de los dientes. Ocurre por un exceso de uso de flúor en dicha etapa, lo que hace que las concentraciones de este mineral sean demasiado elevadas. Por este motivo, aparecen manchas y puntos en los dientes a causa de la alta concentración de flúor.

Que exista fluorosis dental no significa que falte higiene bucal. Incluso es posible que ocurra a causa de la obsesión por fortalecer el esmalte en los niños. Y es que, aunque el flúor en cantidades normales es bueno para proteger los dientes de las caries, su uso en demasiada cantidad consigue precisamente el resultado contrario. Cuando aparece fluorosis en los dientes, el esmalte verá aumentada su porosidad y las piezas dentales se vuelven más frágiles. De ahí la importancia de utilizar cada producto de manera adecuada.

Aunque lo más frecuente es que la fluorosis aparezca en las etapas infantiles, tampoco es extraño que se dé en adultos. Muchas veces, esto es debido a la alta concentración de flúor del agua de algunas ciudades. Aunque la cantidad de flúor debe ser realmente elevada para causar este problema.

Entre los tratamientos indicados para solventar esta situación, se encuentran el blanqueamiento dental o la colocación de carillas estéticas. El primero se aconseja para los casos leves. En los casos más complejos, el blanqueamiento será efectivo a corto plazo, pero a largo plazo las manchas pueden reaparecer. En estos últimos casos las carillas dentales son las que ofrecen un mejor resultado para devolver la estética a la parte frontal de la boca.

Si crees que sufres este problema, puedes venir a visitarnos a nuestra clínica dental en Vigo o Baiona. Somos expertos en tratar la fluorosis dental, así que pide cita ahora para que podamos ayudarte a recuperar tu sonrisa.

 

Deja un comentario